Para nosotras Psicología | 6 TIPS PARA CONSEGUIR TU MEJOR SONRISA PSICOLÓGICA.
15648
single,single-post,postid-15648,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
sonrisa-psicologica

6 TIPS PARA CONSEGUIR TU MEJOR SONRISA PSICOLÓGICA.

Se puede aprender a ser feliz de la misma forma en que uno se instruye en un deporte o en un idioma ¿Cómo? Pues es sencillo, es cuestión de tesón y práctica.

Lo primero  que has de buscar es la teoría y leerla detenidamente y con atención.

Una vez tengas claro que es lo que debes hacer y cómo, aquí te ofrezco algunas pautas, no tienes mas que ponerte en marcha y practicar, practicar y practicar.

Es probable que al principio lo encuentres complicado y costoso pero al igual que con cualquier otra materia el truco está en insistir y practicar, practicar y practicar.

Si de verdad quieres sonreír, no sólo con tu boca, sino con tu mente empieza en este mismo momento a practicar, si ves que te resulta complicado en ParaNosotras Psicología te podemos ayudar a conseguirlo trazando un plan completo de búsqueda de la felicidad, exclusivo para ti, teniendo en cuenta el momento de tu vida en el que te encuentras.

En este articulo te dejo seis  tips básicos para empezar a trabajar:

1.     Practica Ejercicio: No va a hacer falta que te deslomes como sino hubiera un mañana, ni que te conviertas en un deportista de elite, será suficiente con que practiques algún ejercicio suave que sea de tu agrado, incluso es suficiente con que te propongas salir a caminar a paso rápido durante 30 minutos diarios, eso si, intentando prestar atención y disfrutar al máximo de todo lo que te encuentres por el camino, con esto será bastante para que tu cerebro genere endorfinas que son las encargadas de disminuir el dolor y aumentar el placer.

2.     Practica la Resilencia: Es decir, no actúes cómo el avestruz que esconde su cabeza debajo del ala, enfréntate a las circunstancias adversas o situaciones difíciles y verás cómo en la mayoría de ocasiones sales de ellas más fortalecido y con más recursos para enfrentarte a otra situación similar, o al menos con la tranquilidad y satisfacción de haber actuado para solucionar el problema. Esto mejorará la visión que tienes de ti mismo y te hará sentirte más satisfecho y feliz.

3.     Practica la Concentración: Identifica en cada momento lo que es importante en el aquí y ahora. Por ejemplo si estas en el trabajo, céntrate en lo que estas haciendo y deja de lado otros pensamientos que puedan llegar a tu mente, esto hará que realices un trabajo de mayor calidad y en menos tiempo, lo que te permitirá disfrutar de más espacio libre para tus actividades de ocio y para pasar más tiempo con los tuyos.

De igual forma debes proceder cuando estés en tu tiempo de disfrute,  pues esto al igual que en el caso anterior hará que te sientas más dichoso ya que tu tiempo de descanso habrá sido mas provechoso e incluso tus familiares o amigos te mostrarán su agradecimiento por haber estado al cien por cien con ellos.

4.     Practica el Agradecimiento: Practicar el agradecimiento es una de las actitudes que hará que tu vida cambie por completo, pues te va a hacer darte cuenta de lo que tienes en lugar de centrarte en todo aquello que te falta y te hará ser consciente de lo que los demás te dan.

Puedes comenzar por un ejercicio muy simple, dar las gracias con una sonrisa que te demuestre a ti mismo y al resto del mundo que estas agradecido con lo que en estos momentos está pasando, que demuestre el respeto y el valor que otorgas a los actos de los otros y a tus propios actos, pero no vale dar las gracias de forma automatizada, hay que estar presente y sentirlo sinceramente, no es suficiente con ponerlo en practica de vez en cuando, hay que ser constante.

Con todo esto conseguirás poner tu foco en dar y no en recibir, contribuyendo a mejorar la vida de los demás, aumentando con ello notablemente tu bienestar y facilitando la reciprocidad lo que redundará en tu propio beneficio.

5.     Practica el Perdón y la Empatía: El perdón es conveniente practicarlo desde la empatía, pues el ponernos en lugar del otro nos facilita entender en cierto modo porque el ofensor actuó de una determinada manera e incluso podremos entender sus sentimientos. Cuando somos capaces de hacer esto, nuestros sentimientos hacia el ofensor cambian y se reduce el malestar y las emociones negativas por nuestra parte.

Hay que entender el perdón no como el acto de minimizar la gravedad de la ofensa o restar importancia a nuestro sufrimiento, sino como un proceso que requiere su tiempo pero que va a ayudarnos a sanar las heridas del pasado, hay que entender el perdón como una liberación no para el que lo recibe sino para aquel que es capaz de perdonar y dejar que su dolor sane.

6.     Practica la Meditación: Existen diversas escuelas y diferentes técnicas de meditación pero no importa cual de ellas utilices, elige la que mejor se adapte a  tu forma de vida pues todas buscan generar un estado mental placentero y bienestar emocional.

Entre los grandes beneficios que te aporta meditar encontrarás : Relajación física, respiración más lenta y profunda, mejor circulación de la sangre, mejor oxigenación de órganos y tejidos, menor riesgo de problemas cardiacos, aumento de la seguridad y confianza en ti mismo, reducir la depresión, reducir la ansiedad, ser más optimista, conseguir desapego de circunstancias y problemas externos, estar más centrado en uno mismo.

Practicar meditación, como ves, es algo plenamente recomendable pues es una extraordinaria herramienta de generación de bienestar psicológico profundo.


Estas son sólo unas cuantas ideas para que comiences a trabajar si tu deseo es el de ser feliz, como te he dicho al principio de este artículo, el truco está en no desistir y no dejar de practicar.

Pero si realmente estas dispuesta a conseguirlo y piensas que será más rápido y fácil que te echen una mano, llámanos o ponte en contacto con nosotras a través de nuestro correo electrónico y así podremos elaborar juntas todos los pasos y recursos que sean necesarios para que encuentres tu camino a la felicidad. Seguro que ayudándote a encontrar el tuyo  a mi también me haces mejorar en la búsqueda del mío.

Gracias por leernos y si crees que estas pautas pueden ser interesantes para otros lectores, no dudes en compartir, está información está escrita para ti y para los tuyos.